El MAP rescata y reinterpreta el mensaje plástico del hombre del Perú precolombino.
La museografía e iluminación resalta la belleza de la pintura y escultura de la prehistoria Peruana a través de once salas, exponiendo la obra de aquellos artistas anónimos cuya obra es aún motivo de orgullo y admiración.





SALA DE ORO

El oro ha atraído el interés y el deseo de los hombres desde que éste existe sobre la faz de la tierra.
Espléndidos atuendos funerarios afirmaban la creencia de que el hombre transitaba por este mundo con rumbo a otra vida, a la que debía llegar hermosamente ataviado. Orejeras, máscaras, narigueras, coronas, collares, brazaletes y pectorales fueron elaboradas a partir de láminas de oro con los diseños propios de cada sociedad, alcanzándose técnicas elevadas de decoración, unión y aleación que aún hoy en día deslumbran a los investigadores.